Este blog no ha muerto! – Ideas de vida

bigstock-My-blog-5994041

Y… no me he ido! No, no del todo. El último par de meses he estado experimentando el curioso proceso de los cambios en la vida. Cosa que ya de antemano sabía que ocurriría pero no deja de ser interesante y un poco extraño pasar por ellos. Una víctima de ese proceso ha sido mi frecuencia para escribir por aquí, aunque el deseo de hacerlo permanece no ha sido tan sencillo integrarlo en las nuevas rutinas.

Aprovecho para comentarles que algo que me ha llamado bastante la atención estos días es la rapidez con la que las situaciones de la vida pueden cambiar. Un día estas en un lugar, llevando un estilo de vida ya bastante bien establecido y luego al siguiente día mucho de eso cambia. Hasta en cierto sentido se puede decir que de pronto se pasa a vivir otra vida. Y luego, algún tiempo después, vuelve a ocurrir.

Es inevitable que al pasar por eso, algunos aspectos de nuestras rutinas queden definitivamente atrás y otros elementos de nuestra vida que siguen acompañándonos hacia la próxima etapa experimentan cierta transformación. En las ya varias ocasiones que he pasado por ese proceso en mi vida, siempre me ha resultado interesante notar como el ser humano se adapta. Sabemos por la ciencia que es una de las características principales de nuestra especie, la capacidad de adaptarse, pero saberlo no se compara a vivirlo.

También quiero destacar cierta idea: que la vida puede ser de muchas formas, pero en mi opinión es mejor cuando se vive con un afán positivo. Con confianza, esperanza, optimismo. Es prácticamente seguro que las cosas nunca resulten exactamente como las imaginamos, pero eso no significa que resulten mal. Al contrario, es perfectamente posible que las cosas resulten excepcionalmente bien en formas que nunca cruzaron nuestra cabeza.

En definitiva, tratar de predecir o planificar el futuro hasta el mínimo detalle es un ejercicio inútil. Así como también llevar una vida a la deriva sin ningún sentido de propósito o destino es un ejemplo claro de estupidez y vileza. Como siempre, como en todo, el ideal está en el balance. Es bueno visualizar a grandes rasgos lo que se desea lograr, y es bueno dejar que los pequeños detalles sean una sorpresa enriquecedora.

De momento, me quedo hasta aquí con estas ideas. Cuando tenga oportunidad, espero que más pronto que tarde, volveré con un nuevo post.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: